El Genuino Motor De La Navegación a Vela

Lo curioso de la navegacion a vela 

Las primeras embarcaciones a vela fueron las del antiguo Egipto. Es posible que se emplease la navegacion a vela con anterioridad, tal y como lo probó Thor Heyerdhal a bordo de la Kon-Tiki. Como las de ésta, las primitivas velas egipcias iban montadas sobre un mástil formado por dos palos ligados entre sí en su extremo superior y separados en su base. La vela consistía en una hoja rectangular de papiro trenzado o de algodón tejido y sujeta por su borde superior a una verga. Cuando se necesitaba la vela se izaba la verga por medio de cabos que pasaban por el extremo superior del mástil y que se llaman drizas.

navegacion a vela

En el año 2000 a. de C. se usan velas cuadras en todo el Mediterráneo oriental. Las naves, de madera, permitían el empleo de un solo mástil. Hacia el año 1500 a. de C., los marinos del Mediterráneo y de Egipto comenzaron a sujetar el borde inferior de la vela a otra verga horizontal.




Rizando la vela a esta viga (enrollándola o plegándola y fijándola) se podía presentar al viento la cantidad de vela que éste demandase. Sin embargo, este sistema no duró mucho, ya que hacia 1200 a. de C. las velas fueron dotadas de unos cabos que, entrañados en su tejido, las recorrían verticalmente. Tirando de estos cabos se enrollaba la vela a la viga, mientras que soltándolos poco o mucho aquella podía adaptarse al viento. Esta vela fue adoptada por todo el mundo grecorromano.

Era generalmente de algodón, aunque César observó que los marinos galos del Atlántico empleaban velas de cuero. Hacia el año 200 a. de C. los romanos añadieron una vela a la proa que recibió el nombre de artimón.

navegacion a vela
navegacion a vela

La vela cuadra tenía la desventaja de que sólo servía con el viento de popa. Si éste era de proa o de través se hacía imposible navegar a vela, por lo que eran comunes en el Mediterráneo las naves de velas y remos. Pero hacia el año 100 a. de C., los árabes inventaron un tipo de vela que eliminó aquella dificultad.

Hacia unos siglos que los árabes navegaban de Adén, Omán y el Golfo Pérsico a África Oriental, India Ceilán. Para ir rápidamente de Arabia a Ceilán bajo el soplo de los monzones, necesitaban una vela que cogiese el viento por el través. La solución fue una vela triangular sujeta por su borde superior a una larga verga inclinada; así podía abrirse al viento por proa y popa tomándolo por el través. En el año 500 a. de C. todos los marinos del Mediterráneo habían adoptado esta vela que se conoció en Occidente con el nombre de latina.




Los marinos de la costa atlántica tardaron en adoptar esta vela y durante la mayor parte de la Edad Media continuaron con sus velas cuadras. Sin embargo, para el año 1400 muchos marinos usaban ya velas latinas combinadas con cuadras, sistema que se siguió en los grandes buques del siglo XVI, aunque estos aumentaron el número de velas.

navegacion a vela
navegacion a vela

Hacia el 2000 a. de C. los chinos empleaban ya una vela de fibra entrelazada más rígida que la de tela. A esta vela siguió otra de tela o de fibra, dotada de unos nervios horizontales o sables y un palo sujeto pie sujeto llamado a su botavara. Fue la antecesora de la vela al tercio del sudoeste asiático que los juncos chinos pasearon hasta 1443 sobre tres y cuatro mástiles y hasta la costa oriental de África.

A raíz de la aparición en el siglo XVIII de los buques a vapor y, posteriormente, de los de motor de combustión interna, con todas sus ventajas consiguientes de rapidez y seguridad, la navegación a vela ha quedado totalmente relegada al ámbito deportivo. ¿Quién se arriesgaría en nuestros días a cruzar el Atlántico en una caravela, por muy romántica que resulte la idea, existiendo como existen barcos mucho más seguros, cómodos y confortables, en los que podemos hacer la travesía mientras vemos una película o nos damos un magnífico baño en la piscina? Sólo un amante de las emociones y aventuras optaría por la primera posibilidad.

navegacion a vela
navegacion a vela

Ahora bien, para complacer a los aficionados a este tipo de navegación, existen numerosas competiciones deportivas en la mayoría de los Continentes, en las que se puede participar con diversos tipos de embarcación, entre los que cabe destacar los siguientes: dragón, star, finn, flying, dutchman, vaurien, snipe, todos ellos clasificados dentro de la denominación: series olímpicas.

Te va a fascinar

Archivo secreto OVNI, informe de los Estados Unidos

El giro que pretende dar la Energia Nuclar

Si te gusto nuestro contenido suscribete en Facebook y agranda  la imagen de nuestros patrocinadores a continuación.
Tu opinión es importante para nosotros, comparte y comenta para mas Vanguardia Mental.




About The Author

Related posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies