11 Pinturas que Describen el Renacimiento en Italia

Las pinturas del renacimiento  que expresan la historia de una epoca

Andrea del Castagno: ESTER 

En las pinturas del renacimiento el carácter escultórico del arte de Castagno, influido por la lección de Masaccio y Donatello, hace de él un pintor muy brillante en la representación de figuras aisladas, como vemos en este fresco. La sobriedad cromática y la estricta geometría del ropaje generan un fuerte modelado que amplifica el efecto de volumen. La contención gestual y la vigorosa posición en tres cuartos de la cabeza evocan la fuerza moral y el vigor que corresponde a una heroína de la Biblia: la reina Esther. Así, el sentido humanista de la virtus clásica, de la dignidad del individuo, se expresa con gran claridad en esta obra.

pinturas del renacimiento

 

Andrea Mantegna: SAN SEBASTIAN

El tema de San Sebastián es muy frecuente en las pinturas del renacimiento del quattrocento italiano. Opera para ello el sentido de la devoción tradicional, y también el hecho de que la escena de su martirio exige el motivo del desnudo clásico, que estimula a los artistas.

pinturas del renacimiento




Sandro Botticelli: MARTE Y VENUS 

Botticelli alcanza quizás los mejores resultados en pinturas del renacimiento, dedicadas a la alegoría de la fábula pagana. La precisión y sensualidad del dibujo, el amor por la forma pura casi sin escorzos, la suave e ideal expresión de los rostros, son instrumentos al servicio de un sutil contenido intelectual. El tema representa cómo Venus, diosa del Amor, apacigua en un profundo sueño al belicoso Marte, al que los juguetones sátiros no logran despertar.

pinturas del renacimiento
pinturas del renacimiento

 

Giovanni Bellini: LA TRANSFIGURACIÓN

Esta obra, pintada hacia 1480, es un bello ejemplo de la plena madurez del estilo de Bellini. Las figuras han perdido la brusquedad volumétrica de Mantegna y están modeladas con mayor suavidad, están menos dibujadas y más pintadas. El paisaje asume un protagonismo evidente. El monte Tabor no es un agreste lugar, sino un ameno paraje en que la actividad laboriosa del hombre ha dejado su huella.

pinturas del renacimiento

 

Cosimo Tura: VIRGEN CON EL NIÑO Y ANGELES MUSICOS 

La escuela de Ferrara y Cosímo Tura, su máximo representante de las pinturas del renacimiento , practican un estilo ambiguo: las anatomías y los rostros proceden de la lección de Mantegna, con un dibujo fuerte y escorzos, mientras que el sentido vibrante, intenso, del color y el tratamiento anguloso y abstracto de los pliegues del ropaje nos remiten a la tradición flamenca.

pinturas del renacimiento

 

Miguel Ángel: SIBILA (Capilla Sixtina, Vaticano)

El detalle del rostro de la Sibila Délfica, en la decoración del techo de la Capilla Sixtina, es uno de los ejemplos más conspicuos de la grandeza del lenguaje de Miguel Ángel y de su fuerza expresiva en las pinturas del renacimiento .

pinturas del renacimiento

 

Leonardo da Vinci: LA VIRGEN DE LAS ROCAS 

Esta es una de las obras más completas de Leonardo y una de las cimas de la pintura occidental. Representa un episodio de los evangelios apócrifos, el momento en que San Juan Bautista Niño es presentado por la Virgen a Cristo, ante la mirada del ángel Uriel, que guiaba a la Sagrada Familia en su huida a Egipto.

pinturas del renacimiento




Tiziano: BACO Y ARIADNA

Esta obra forma parte de una serie de cuatro encargada por Alfonso d’Este, duque de Ferrara, y pintada hacia 1522. Con esta serie Tiziano deja los temas oscuros y alegóricos de su maestro Giorgione para pasar a ilustrar temas literarios precisos. En este caso concreto se representa el encuentro entre Baco, que vuelve de la India, y Ariadna, que ha sido abandonada por Teseo, tal como lo cuenta Ovidio en su Ars Amandi. Por eso vemos el carro de Baco tirado por tigres y su séquito compuesto por ninfas, sátiros y al ebrio Sileno sobre su asno al fondo. Resulta muy brillante la actitud temerosa de Ariadna y el gesto vigoroso de Baco que se dirige hacia ella. Estilísticamente corresponde a uno de los mejores momentos de la carrera de Tiziano: audaz en la invención compositiva, brillante en el uso del color y atento por igual a los problemas de la forma anatómica de las figuras como al efecto espectacular del fondo paisajístico.

 

Parmigianino: LA VISION DE SAN JERONIMO

Según cuenta Vasari, Parinigianino estaba pintando este cuadro durante el saqueo de Roma por las tropas imperiales en 1527. Cuando los soldados asaltaron el taller del artista, la impresión que la obra les produjo fue tal, que se fueron sin molestar al maestro. Esta hermosa anécdota puede o no ser cierta, pero hace plena justicia al exquisito arte del maestro.

pinturas del renacimiento

 

Correggío: DANAE Y LA LLUVIA DE ORO

Correggio es quien mejor va a desarrollar algunas de las componentes del estilo maduro de Rafael sin dejarse tentar por las opciones formales del manierismo. Vemos en él una gran suavidad y morbidez en el modelado de las figuras, y al mismo tiempo una gran habilidad narrativa, con composiciones dinámicas y abiertas que le permiten practicar con éxito las grandes decoraciones murales. El presente cuadro forma parte de una serie de fábulas mitológicas encargadas por el duque de Mantua, que fue su cliente más culto e ilustre, ya en la fase final de su carrera. Representa uno de los amores de Júpiter, cuando éste se transforma en lluvia de oro para poseer a la bella Dánae, presa en una torre por su celoso padre, según cuenta la narración.

pinturas del renacimiento

 

Federico Barocci: SANTA CENA

Barocci (hacia 1535-1612) participa en líneas generales de las características del último manierismo italiano, pero también realiza algunas correcciones a este estilo para adaptarlo a los nuevos tiempos. Así, su obra, mayoritariamente religiosa, adquiere una fuerza emocional oscilante entre cierta dulzura y un sensato dramatismo, por lo que resulta muy válida dentro del sentido devocional de la Contrarreforma. Hay en su estilo una dependencia de Correggio en el suave modelado de las figuras, pero también una búsqueda de armonías raras en el color que lo acercan al manierismo clásico. Es asimismo capaz de resolver grandes composiciones con un uso valiente del espacio y de los diferentes planos, con lo que obtiene espectaculares efectos narrativos de gran impacto sobre el espectador.

pinturas del renacimiento

Te va a gustar

Los trucos para tener varias correos con un solo Gmail 

La creacion de un nuevo lenguaje Artistico, el Renacimiento 

 

Si te gusto nuestro contenido suscribete en Facebook.
Tu opinión es importante para nosotros, comparte y comenta para mas Vanguardia Mental.




About The Author

Related posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies